Foto: Edgar Tamayo

Comparte esta historia
  • Fecha: 10 Ene 2014
  • /
  • Fuente: Angélica Melín Campos

En el caso Tamayo se hace lo posible, la esperanza muere al último: SRE

En entrevista luego de acudir a un foro sobre asuntos multilaterales en la Sede del Senado de la República, el embajador Gómez Robledo puntualizó que es difícil adelantar vísperas respecto a si el gobierno estadounidense escuchará las exigencias de México para frenar la ejecución del connacional.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), a través del Subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos, Juan Manuel Gómez, subrayó que el gobierno mexicano está haciendo todo lo posible y todo lo que está a su alcance, para que las autoridades del estado norteamericano de Texas, no cumplan la sentencia de muerte dictada contra el  mexicano Edgar Tamayo, cuya ejecución se prevé el próximo 22 de enero.

En entrevista luego de acudir a un foro sobre asuntos multilaterales en la Sede del Senado de la República, el embajador Gómez Robledo puntualizó que es difícil adelantar vísperas respecto a si el gobierno estadounidense escuchará las exigencias de México para frenar la ejecución del connacional.

No obstante, recalcó que se mantienen la esperanza, pues el Ejecutivo Federal aguarda a que el gobierno texano respete y cumpla el Fallo Avena, emitido en 2004 por la Corte Internacional de Justicia (CIJ, referente al derecho de toda persona que enfrenta un proceso penal en el extranjero, a contar con el apoyo de su Estado de origen. “Estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance”, remarcó.

Cuestionado respecto a si existen posibilidades reales de que el gobierno de Texas admita los exhortos que ha hecho la Cancillería, para frenar la aplicación de una inyección letal al mexicano, acusado del asesinato de un policía estadounidense, el diplomático recalcó que no es posible hacer previsiones, pero la esperanza muerte al último.

 “No me atrevo a anticipar nada, lo último que muere es la esperanza, ojalá las autoridades de Texas entiendan al fin que tienen que cumplir con el mandato de la Corte Internacional de Justicia, que es absolutamente obligatorio para los Estados Unidos de América”, enfatizó.

Por su parte y ante la inminente ejecución de Tamayo Arias, diputados federales del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y del Partido Revolucionario Institucional (PRI), se sumaron a la exigencia del gobierno mexicano, para que las autoridades norteamericanas respeten estrictamente los derechos del connacional y no le apliquen la pena de muerte.

La presidenta de la Comisión de Asuntos Migratorios, Amalia García y el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de San Lázaro, Eloy Cantú, recodaron que esa última instancia legislativa aprobó un acuerdo, para respaldar la postura de México en la exigencia de no aplicar la pena capital a Tamayo Arias.

El Poder Legislativo, en conjunto con el Ejecutivo, enviaron un pronunciamiento y un exhorto formal al gobierno texano, con el fin de exigir respeto al debido proceso en el caso de Tamayo y que se frene la ejecución programada dentro de 12 días.

Tras admitir que en el ámbito legislativo, no hay nada más que se pueda hacer para intentar salvar la vida del connacional, externaron que es necesario “seguir luchando” por la vía diplomática e institucional, a fin de evitar su muerte.

La diputada García Medina y el diputado Cantú Segovia, fueron enfáticos al señalar que se ha pedido a Texas, cumpla las disposiciones del derecho internacional y admita que Tamayo está sujeto a un proceso en que se violentó su derecho a recibir atención consular del gobierno mexicano, tal y como lo establece la Convención Internacional Consular de Viena.

Manifestó que los poderes en México, han enviado contundente “un mensaje de Estado” al gobierno norteamericano, para que no se sigan violando flagrantemente las garantías del ciudadano de origen mexicano.

Reconoció que los legisladores ya no pueden hacer más, que exigir al estado de Texas, no vulnerar el Estado de Derecho; así como cumplir los compromisos y acuerdos internacionales en materia de respeto a los derechos humanos, ante un caso indignante como el del ciudadano sentenciado a muerte desde 1994.

 


Más noticias

2 Comentarios